Latidos Euclidianos en el Metaverso, 2021

Pedro Friedeberg

Price $4500.00

Serial number: 0xf2cbcb57472168db7161df2be693472df237a5efd4a630995aa69088aeba2d29

Description

Derechos Reservados © Pedro Friedeberg 

Dentro de la gran gama de los diseños fantásticos de Pedro Friedeberg, la "Mano-silla" es una de sus piezas más conocidas: una escultura en forma de silla diseñada para sentarse en la palma, usando los dedos como descansabrazos y/o respaldo. En esta onírica pieza, propone una utopía entre manos y pies que supone una estructura que refleja la vida moderna, una labor ecléctica e híbrida, así como excesivamente irónica que reclama la atención de cualquier espacio. La "Mano-silla" fue hecha para Mathias Goeritz a principios de los años 60, para una exposición. La primera que creó estaba labrada en caoba, a partir de una maqueta de plastilina. La idea emergió quizá, entre sueños, o mientras mecía algo en su mano, aunque el refinado manierismo de los dedos no permite distinguir su género y resulta muy poco humana. Inicialmente pensó que estas manos serían esculturas únicas y no piezas de mobiliario, producidas masivamente, pero resultó que todo el mundo quería una, personalidades como Jeanne Moreau, Roman Polanski y Arnold Scaasi pidieron las suyas. En 1963, Alice Rahon mandó una fotografía de la silla a André Bretón, escritor francés y promotor inicial del movimiento surrealista, lo que le valió a Pedro Friedeberg ser aceptado en el círculo de artistas de esta corriente vanguardista. Diversas versiones de la obra "Mano-silla" han sido expuestas en importantes recintos como los Museos de Arte Moderno de Nueva York y Ciudad de México, el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago y Nueva Orleans, así como en el Omar Rayo Museum de Colombia, el Israel Museum en Jerusalem y el Smithsonian Institution y la Biblioteca del Congreso en Washington DC. Además, versiones monumentales se han podido apreciar en zonas públicas de algunas ciudades de Estados Unidos y países de América Latina y Europa. 

Con una gran carga simbólica, la "Mano-silla" es hoy en día un ícono de identidad que ha ido cambiando; de la original surgieron muchos otros acabados, diseños y tamaños, algunos con base recta, otros con base en forma de pie o tres pies. Pero no se detiene ahí, la moda evoluciona y con el tiempo se desarrollan nuevas tecnologías que el arte ha aprovechado a su favor y Pedro Friedeberg es un creador que ha sabido adaptarse a ellas, trasformado su manera de captar las cosas y hacer valer sus diseños ajustados a las recientes formas de ofrecer arte.  

 

Pedro Friedeberg

(Florence, Italy, 1936) 

His parents escaped from Europe at the beginning of the Second World War arriving in Mexico when he was three years old. 

He studied for a while in Boston and then entered the Universidad Iberoamericana in 1957 to study architecture.  His time at Iberoamericana allowed him to meet artist Mathias Goeritz, who appreciated his work.Through family and friends he met surrealistartists such as Remedios Varo, who recommended his work to Galería Diana, leading to Friedeberg’s first exhibition in 1960 when he was only twenty two. From these connections, he began to meet other surrealist artists such as Leonora Carrington and Alice Rahon to become a member of Los Hartos in 1961. 

Friedeberg has painted, created murals for institutions in Mexico and abroad, illustrated books and book covers, created furniture and set designs.He began designing furniture in the 1960s, rejecting the then-dominant international style of architecture. He has designed chairs, tables, couches and love seats in fantastic designs.  

His works can be found in the permanent collections of MoMA NY, the Musée du Louvre in Paris, Museo de Arte Moderno, the José Luis Cuevas Museum, the Museum of Contemporary Art in Chicago, the Museum of Contemporary Art in New Orleans, the Library of Congress in Washington DC, the Rose Art Museum of Brandeis University in Boston, the National Research Library in Ottawa, the Israel Museum in Jerusalem, the National Museum of Modern Art in Baghdad, the Ponce Museum of Art in Puerto Rico, the Franklin Rawson Museum in Argentina, the Omar Rayo Museum in Colombia the Smithsonian Institute in Washington, DC., The Museum of Arts and Design in New York. 

 

(Florencia, Italia, 1936) 

You may also like